Caperucita roja.


En una calida mañana de verano, caperucita roja se disponía a entregarle su cestita a la abuelita. Caminaba alegremente canturreando cuando en de repente se le apareció un ser peludo y horrible, comunmente conocido como lobo feroz. Este se acercó a ella y le pregunto con tono inocente:

- "Caperucita, caperucita, ¿ donde vas a estas horitas de la mañanita ?"

- "Voy a casa de mi abuelita para darle esta cestita", contestó ella.

- "¿ Y que llevas en la cestita ?"

- "Pues llevo unos pasteles, un tarrito de miel y una botella de orujo."

Entonces el lobo le dijo:

- "Orujo orujo, por el culo te la estrujo", y dicho esto el lobo la agarró por detrás y la enculó ferozmente durante largo rato hasta que se cansó y se fue perdiendose entre la desidad del frondoso bosque.

Pero caperucita no se dejó intimidar por el incidente, y el dia siguiente, cogió su cestita que mamá le había preparado y se fue al bosque de nuevo rumbo a casa de la abuelita, con la esperanza de no encontrarse de nuevo con el pervertido lobo feroz. Pero despues de 15 minutos de caminata, el lobo feroz volvió a aparecer ante ella, manteniendo el siguiente diálogo:

- "Caperucita, caperucita, ¿ donde vas a estas horitas de la mañanita ?"

- "Voy a casa de mi abuelita para darle esta cestita", contestó ella.

- "¿ Y que llevas en la cestita ?"

- "Pues llevo unos pasteles, un tarrito de miel y una botella de orujo."

Entonces el lobo le dijo:

- "Orujo orujo, por el culo te la estrujo", y repitió la penetración anal que ya había perpetrado el día anterior, tras lo cual se fue al bosque dejando a caperucita tirada en el suelo con las bragas hechas jirones.

La mañana siguiente caperucita, harta ya de la situación a la que el lobo la tenía sometida, buscó la sabiduría de su madre para arreglar el tema. Antes de salir de casa, le expuso a su madre la situación y ésta ( la madre, no la situación ), tras unos segundos de reflexión, halló una mas que probable solución al problema de su hija:

- "Hija mía, si hoy vuelves a encontrarte con el lobo feroz, cuando te pregunte lo que llevas en la cestita, debes decirle que en lugar de orujo la botella que llevas es de moscatel, ya verás como no te molesta más", dijo la madre en tono triunfal y seguro.

Con la mente mas relajada tras ese gran consejo de su madre, caperucita se dispuso a llevar la cestita a la abuelita, y como no podía ser de otra forma, se encontró con el lobo feroz, y este le dijo:

- "Caperucita, caperucita, ¿ donde vas a estas horitas de la mañanita ?"

- "Voy a casa de mi abuelita para darle esta cestita", contestó ella.

- "¿ Y que llevas en la cestita ?"

- "Pues llevo unos pasteles, un tarrito de miel y una botella de MOSCATEL"

Entonces el lobo murmuró pensativo:

- " Moscatel moscatel ... , moscatel moscatel ..................., moscatel moscatel ........................................, moscatel moscatel................................................., POR EL CULO TE LA ESTRUJO", y actó seguido dio por el culo a caperucita por tercer día consecutivo.