OPERACION TRIUNFO I


EL FUTURO DE OPERACIÓN TRIUNFO

VERONICA, no ganó el concurso pero con su talento natural
para la canción, su excelente oído y, sobre todo, su
prodigiosa afinación comenzó una prometedora carrera
de camarera.

DAVID BISBAL, triunfó. Vendió millones de discos y entró
en el Guinness al conseguir durante una actuación dilatar
sus fosas nasales hasta introducir el micro en una de
ellas. Hoy ha aprendido a cantar con el micrófono ahí
dentro y, francamente, no lo hace nada mal.

DAVID BUSTAMANTE, estuvo llorando desde que cumplió
35 años hasta los 41,por lo que tuvo que ingresar en un
hospital para evitar su deshidratación. Cuando se rehizo
y le preguntaron por qué llevaba tanto tiempo llorando
dijo: " la emoción, coño, que es mucha".

Después de años intentando besar en la boca a todas las
chicas del programa, ALEX consiguió besarse a sí mismo,
que era el verdadero objetivo por el que había entrado
en el concurso.

ROSA siguió olvidando la letra de todas las canciones
que cantaba pero supo hacer de ello una virtud: fue varias
veces número 1 con éxitos com "Nana nanana for your love"
y " Cuando te miro me siento toriro rorairo noni".

NAÍM THOMAS retomó la interpretación y decidió cambiarse
su nombre artístico convencido de que sonaba pretencioso.
Ahora pueden verle en seriales bajo el nombre de Phrancisco
Phernández Thabaltha.

ALEJANDRO siguió durante años convencido de que le habían
echado de la academia porque tenía estilo propio cantando.
A través de hipnosis le hicieron entender que lo que no
gustaba era, precisamente, su estilo propio cantando.

JUAN montó una granja en su garganta y hoy exporta gallos
a medio mundo.

Aprovechando el arrastre del programa, NINA editó un cd
con sus mejores canciones y quince con sus peores.

Harto de que le acusaran de ser un tipo frívolo, vacío e
insustancial, CARLOS LOZANO quiso demostrar que era algo
más que una cara bonita: se compró un deportivo e hizo
Madrid-Benidorm en dos horas y media.

EL FUTURO DE OPERACIÓN TRIUNFO (2)

Alentada por los comentarios de Nina de que, con más
tiempo, podría llegar a cantar bien, Verónica se acercó a
los profesores y les preguntó:
-"Aproximadamente ¿cuánto tiempo necesito?".
Uno de los profesores le respondió:
-"¿Crees en las reencarnaciones?".

David Bisbal nunca logró evitar la costumbre de estirar
las palabras de sus canciones. A pesar de ello, logró
situarse a la vez en los puestos 1 y 2 de ventas con sus
temas: "Me gustaría tanato amarate sienepre" y
"Si supierera decirte cuanato te quiero".

Harta de que la reconocieran por la calle, Chenoa se
cambió el nombre y se puso Punsuly de la Adoración;
evidentemente, no pudo evitar que la gente siguiera
reconociéndola y encima se quedó con un nombre feo.

Cansado de que le criticaran que cantaba todas las canciones
igual, David Bustamante dio un brusco giro en su carrera y
se peinó con raya al lado. Cuando le preguntaron que a qué
se debía ese cambio de imagen respondió:
-"Pa probar, coño, que son muchos años".

Alex vio cumplido su sueño y volvió a entrar en la academia.
Reparó la cisterna que goteaba y se marchó otra vez.

Nuria Fergó logró acallar a los críticos y se labró por fin
una identidad musical propia alejada de la imagen de
folclórica. Hoy vive en La Cantora felizmente casada con
Paquirrín.

Rosa fue la primera cantante instrumental de la historia
de la música.

Naim continuó con su mala racha y, tras ser expulsado de la
academia, fue expulsado sucesivamente de la piscina municipal,
de la bolera, del pub de un familiar, de un karaoke, de un
Macdonald's y de cualquier sitio donde hubiera un micrófono...

A Manu Tenorio nunca le importaron los problemas de memoria
de Rosa y pidió su mano. Ella asintió con la cabeza y le dijo:
-"Claro que sí, Carlos".

Alejandro cantó en la boda de su hermana y le propusieron para
abandonar la ceremonia. Cuando dos monaguillos procedían a
expulsarle de la iglesia, él espetó a sus familiares:
-"Claro, lo hacéis porque tengo estilo propio cantando".

Juan vendió la granja y retomó su carrera de cantante. Hoy
ha vuelto a ganarse la vida con lo que sale de su garganta:
dirige Pastas Gallo y es la imagen de Le Coq Sportif en España.

Treinta años después, Disney volvió a contratrar a Gisela.
Por su tonalidad, timbre, edad, color y similitud con el
original hoy va dentro de Donald en Disneyland París.

Nina, ah, creemos, ah, que ahhh, es una lástima, pero
arriba ¿eh?. Ojalá pudiéramos.

En racha tras la obtención del TP al mejor presentador,
Carlos Lozano representó a España en el Festival de
Eurovisión y lo ganó. Le dedicó el triunfo a Pilar Tabares,
actual presidenta del gobierno.

OPERACIÓN TRIUNFO (3)

La incomprensible eliminación de Gisela ha puesto en entredicho
muchas cosas de lo que creíamos era un concurso musical. Habida
cuenta de lo sucedido anoche y como rectificar es de sabios, he
aquí la tercera entrega del posible futuro de los concursantes
de Operación Triunfo.

Gracias a su incuestionable espíritu de superación, Verónica
consiguió desafinar hasta en los playbacks. A pesar de ello y
gracias a su marcada personalidad desde su paso por Operación
Triunfo las formas de cantar se catalogan como "bien",
"regular", "mal", "muy mal" y "verónica".

En uno de sus incontrolables gestos de nerviosismo, David Bisbal
se amputó dos dedos de un mordisco en el momento en el que
Carlos Lozano anunciaba que estaba clasificado para la final.
Para su suerte, los dedos no eran suyos; eran de Chenoa que le
había dado la mano para calmarle.

Chenoa se hizo zurda.

Tras protagonizar el anuncio de moscatel "Lágrimas del Jabalón",
David Bustamante decidió rentabilizar su ternura y montó su propia
empresa de bollería: hoy vende miles de magdalenas bajo el nombre
de "La Bella Bustamante".

Nuria Fergó se hizo heavy. Hoy es parte de la historia de la música
con sus recopilatorios "ACDC por bulerías" y "Jazmines en el pelo y
rosas en Black Sabath".

Aconsejada por los profesores, Rosa grabó también con letra el
himno de España y la música del Telediario. El responsable de
proponer una versión cantada del Adagio de Albinoni recibió el
Gran Premio "Hortera de Bolera 2002".

Naím Thomas dio un giro de 180 grados a su carrera y ahora se llama
Thomas Naím.

En la final de Operación Triunfo, Manu Tenorio cantó con extraordinaria
personalidad, sin imitar a nadie, con talento, técnica, dominio del
escenario y una deliciosa sensibilidad. Quedó quinto.

Alejandro consiguió con su primer disco "My own style" lo que ningún
otro cantante había conseguido en nuestro país en 30 años: que el Corte
Ingles suprimiera la norma de "si no queda satisfecho, le devolvemos su
dinero".

Juan, bien gracias.

Gisela nunca tuvo los abdominales de Verónica y tuvo que conformarse
con cantar bien, que era la razón por la que se suponía la gente pasaba
a la final.

Ante la creciente demanda de los espectadores, Espasa Calpe publicó
el primer diccionario "Nina- Español, Español- Nina", con expresiones
como "os debemos con mucho" o "controlando pero fluyendo" tan necesarias
para el seguimiento del programa.

Como colofón a su carrera, Carlos Lozano recibió un Goya por su
convincente interpretación en el corto "Las divertidas bromas de los
fiat que se rompen y al final no".

OPERACIÓN TRIUNFO (4)

Aviso a La Batidora de Antena 3: si vais a sacar alguna imagen de
nuestro programa, al menos podríais tener la delicadeza de
avisarnos para no poner la misma imagen en el resumen semanal de
los sábados. Gracias.

La clasificación de Bustamante para la final de este programa echa
por tierra las predicciones que hasta ahora habíamos hecho sobre el
destino de sus participantes. Aun a riesgo de tener que rectificar
nuevamente, he aquí la cuarta entrega del posible futuro de los
concursantes de Operación Triunfo.

Tras comprobar por enésima vez que en vez de garganta tenía una
puerta mal engrasada, la Fundación de Ayuda contra la Droga hizo
la siguiente declaración institucional: "Si bien es cierto que la
droga es mala, Verónica es peor".

David Bisbal siguió maravillando a todos con su voz. Sin embargo,
la cara que ponía mientras cantaba siguió alcanzando tal grado de
deformidad que un día el feo de los Calatrava le denunció por plagio.

Chenoa formó un dúo consigo misma pero las cosas no funcionaron: se
acusó de robarse protagonismo y hoy está muy distanciada de su propia
persona.

Antes de cantar y presa de los nervios, David Bustamante se encerró
a solas dos horas en el baño. Durante la actuación, los sismógrafos
detectaron que Bustamante había cantado 4 tonos menos en la escala
de Cristian. Preguntado a qué se debía ese bajón respondió:
-"Los nervios, coño, que me dan por ahí".

Álex protagonizó un formidable escándalo en el mundo de la música.
Se descubrió que cuando cantaba, él se limitaba a mover los labios;
las voces que el público oía eran, en realidad, las de Milli Vanilli.

Fiat lanzó el Fiat Fergó, el primero que incorporaba de serie
castañuela asistida y tracción a las 4 peinetas.

El fantasma de las equivocaciones regresó en el peor momento: Rosa
fue a Eurovisión, se equivocó y cantó la canción de Grecia.

Naím Thomas dio a su carrera un giro de 360 grados y se quedo como
estaba.

Víctima de los contratos de las discográficas, Manu Tenorio fue
obligado a formar pareja artística con Javian: Manu bordaba las
canciones y Javian es un chico muy simpático.

Alejandro quiso seguir en el mundo de la música pero el mundo de la
música no quiso que Alejandro le siguiera. Hoy es profesor de
natación y enseña crawl, braza, mariposa, espalda y estilo propio nadando.

Juan fue detenido cuando intentaba robar a una anciana a punta de
estribillo.

Gisela dejó el teléfono de su casa descolgado para ver si, por fin,
lograba comunicar.

Con su ojo clínico para detectar buenos artistas, Nina se hizo
manager de Verónica y juntas montaron "Problemas de afinación,
Sociedad Anónima", tapadera de una empresa dedicada a las peleas
de gallos.

Fue tal el grado de fama, reconocimiento y cariño popular alcanzados
que Carlos Lozano fue propuesto por los españoles como la novia ideal
del Príncipe Felipe. Por primera vez, Jaime Peñafiel no puso reparos al
enlace a lo que Lozano respondió con su ya clásico:
- "Gracias, guapísima".