EL MUCHACHO DE COMPRAS EN LA FARMACIA



Un muchacho va a la farmacia y le dice al farmacéutico:

- Señor, deme un preservativo. Mi novia me ha invitado a cenar esta noche en
su casa. Llevamos saliendo tres meses y está que se me chorrea a cada rato,
la pobre está calentísima y parece que quiere que le ponga el termómetro.

El farmacéutico le despacha el preservativo y el jovencito sale de la
farmacia pero regresa de nuevo y dice:

- Señor, mejor deme otro preservativo porque la hermana de mi novia está
también buenísima y me manda unas cruzadas de
piernas terribles, la veo las entrañas, así que parece que también quiere
algo y como voy a su casa a cenar .....

El farmacéutico le da otro preservativo más y el arrogante muchachito

sale pero de nuevo, regresa y le dice:

- Mire señor, mejor deme otro más porque la mamá de mi chica está bastante
buena. La vieja, cuando no está a la vista mi
enamorada, no para toqueteando y me manda unas insinuaciones, que me tiene
loco y como voy a su casa a cenar......

Llega la hora de la cena y el muchacho, sentado a la mesa con su chica,
tiene al lado, la hermana y enfrente a la mamá.
En ese instante entra el papá de la chica y se sienta también a la mesa. El
muchacho baja inmediatamente la cabeza, une las manos y empieza a rezar:

- Señor, bendice estos alimentos,.... bbzzz,bbzzz,bbzzz, te damos las gracias
por estos alimentos ....

Pasa un minuto y el muchacho seguía con la cabeza baja, rezando:

- Gracias Señor por estos dones, bbzzz, bbzzz, bbzzz ... Pasan cinco minutos
y sigue:

- Señor, bendice este pan, bbzzz, bbzzz, bbzzz, ....Pasan diez minutos y el
muchacho seguía con la cabeza baja, rezando.

Todos se miran sorprendidos y la enamorada le dice al oído:

- Mi amor, no sabía que fueras tan creyente. Y el jovencito contesta:

- Joder, Y Yo no sabía que tu papá era famacéutico!!!!!!!