Titulo: LA PICARA.

Un joven muy apuesto, con un cuerpazo, estaba desempleado y acababa
de terminar sus estudios. Como no tenía ingresos,
tenía que pagar la renta, el agua, la luz, la comida, etc.
Así que decide prostituirse y pone en la puerta de su apartamento un
letrero, el cual con letras grandes decía:

EN LA CAMA: $300.00
EN EL CATRE: $50.00
EN EL SUELO: $25.00

Pasa una viejita y se queda mirando muy atentamente el letrero; corre
para su casa; rompe el cochinito; cuenta su dinero y se va a la casa
con el joven prostituto.

Al ver al joven, le extiende las monedas que lleva en la mano. El
muchacho detenidamente la observa y cuenta el dinero: Son
$300.00. El joven mira a la anciana y le dice:

- Que pícara, ¿lo quieres en la camita, eh?

Sonriendo, la viejita le responde:
- No digas payasadas ... mi hijito ... lo quiero doce veces en el suelo.