EL SEÑOR DE LOS ANILLOS

Chistes De La Tierra Media - VARIOS


Están Eonwe, Beren y Maedhros en algún lugar del tiempo y espacio...
Eonwe:
-Buenos muchachos, ¿por qué no olvidan el asunto ese de los silmarils y se estrechan las manos?...



¿Sabéis qué es lo malo de ser un nigromante?
Que siempre te echan el muerto.



¿El colmo de un elfo?
Estar sordo.
¿Y el de un enano?
Que se le paren al frente y le digan ¡ALTO!



¿Cómo sacarías a un olifante de un barril de vino?
Con una trompa.



¿Cuál es el órgano sexual de un olifante?
Su pie... si te pisa, te jode.



¿Cuál es el colmo de Sauron?
Robarle los anillos a Saturno.



Si los Dioses pudieron otorgar a Gandalf más poder y convertirlo en blanco, ¿por qué no lo hicieron desde el principio?
Porque en ése caso “El Hobbit” debería llamarse “Blanconieves y los 13 enanitos”.



Legolas y Gimli están en el bosque cazando. Legolas dice: ¿Viste eso?
- No, responde Gimli.
- Gwaihir voló sobre nuestras cabezas - dice Legolas.
- ¡Oh!
Un par de minutos mas tarde, Legolas dice: ¿Viste eso?
- ¿Ver qué? - pregunta Gimli.
-¿Estas ciego o qué?, pasó Beorn caminando por aquella colina.
- ¡Oh!
Unos pocos minutos más tarde Legolas dice: ¿Viste eso?
A estas alturas, Gimli se siente un poco avergonzado, así que le contesta:
- Sí, lo ví.
- Y si la viste, ¿Por qué la has pisado?



Estaba Tuor caminando por la costa de Nevrast, cuando se le apareció de entre las aguas una forma viviente de gran altura y majestad, que le dijo:
- No temas Tuor hijo de Huor, soy Ulmo, Señor de las aguas, deseo que seas mi mensajero hasta la ciudad escondida de Gondolin; si accedes, en agradecimiento te concederé un deseo. Pide y se te concederá.
- Señor Ulmo -dijo Tuor-, mi mayor anhelo es acabar con la maldad de Morgoth, para ello deseo me construyas un puente hasta Valinor y así interceder ante los Valar para que nos ayuden en éstas horas sombrías.
- Eso que me pides -respondió Ulmo-, es un trabajo muy materialista. Tendría que erigir grandes pilares que profanarían mis océanos. Debería emplear inmensas cantidades de recursos y, a demás, correríamos un grave peligro, pues ningún mortal tiene derecho a pisar las Tierras Imperecederas. Reflexiona y pídeme otra cosa que te honre y glorifique. A lo que Tuor respondió:
- De alguna manera preveo un importante destino para mi descendencia; en cambio, soy inexperto en el arte del amor, quisiera ser correspondido con el afecto de la mujer que escoja, y para ello deseo conocer lo que las mujeres realmente piensan en el fondo de su mente.
Ulmo desde lo alto carraspeó y respondió a su deseo con una pregunta:
- ¿Y de cuántos carriles dices que quieres el puentecito?



Llega Aragorn con toda la cara amoratada y sangrando. Lo ve Legolas y le pregunta:

- Rey Elessar, ¿qué te ha pasado?
- Es que vengo de enterrar a mi suegro Elrond...
- Vaya, lo siento, pero ¿y eso qué tiene que ver?
- ¡Pues que él no quería!



Entra Gimli en una posada del camino, decidido a tomarce un trago.
Cuando se enfrenta al mostrador, ve que este es muy alto para él, por lo que comienza a saltar y en cada salto aprovecha para hacer su pedido.

Upa....
- Una jarra por favor !!!
-.......

Upa...
-Una jarra por favor !!!!
-.......

Después de muchos intentos y ya muy mosqueado, decide dar la vuelta por detras del mostrador, con su hacha preparada para dar su merecido al cantinero, y...... se encuentra con un Hobbit ya con la lengua afuera, saltando y gritando una y otra vez...

-De cerveza o hidromiel ???!!!!!!



En la torre de Orthanc, Saruman estaba en su cámara estudiando la forma de aumentar la potencia sexuarrrr de sus uruk-hai, cuando de repente, recibe la llamada telepática de Sauron:

- Saruman, aliado mío, no tengo saldo en el palantir, así que ven a Barad-Dur, que tengo algo importante que decirte.
Saruman, acojonao, abandona la torre en dirección a Mordor. Nada más salir del círculo de Orthanc, una compañía de jinetes de Rohan le pasa por encima, pisándolo todos y cada uno de los caballos de la compañía. El pobre Saruman, se levanta hecho polvo, con todos los piños partidos, dos costillas clavadas en el pulmón... hecho una mierda. Pero de nuevo recibe la llamada teleoática de Sauron:
- Saruman... ven rápido.
Saruman vuelve a levantarse, y sigue su camino hacia Mordor. Cuando llega a Fangorn, un grupo de ents, con Barbol a la cabeza, le ven, y como saben que es malo malísimo, le dan una paliza de cuidao. Le parten los dedos gordos de los pies, el tabique nasal desprendido... hecho una piltrafilla. Pero de nuevo recibe la llamada de Sauron, y de nuevo reemprende el camino. Al llegar a Ithilen del Norte, Faramir y su compañía lo ven, y pensando que va a Mordor, le dan otra paliza, peor que la de los Ents. Pero de nuvo Sauron contacta telepáticamente con él, y de nuevo Saruman se pone de pie, y casi a rastras, llega hasta el Anduin. Alli casi se ahoga, se le encharcan los pulmones y pierde parte de la ropa... Al cruzarlo, una compañía de orcos que vigilaban la orilla este del Anduin lo confunden con un gondoriano, y lo majan a palos hasta que se dan cuenta que es Saruman. El pobre, con la vara incrustada en cierta parte (donde la espalda pierde su digno nombre), prosigue su marcha hacia Mordor, donde se encuentra con Ella-laraña, que no se lo come de milagro, y donde las bestias aladas de los Nazgul le picotean el pescuezo creyendo que es comida.
Pues bien, tras sufrir estas penurias, logra llegar a la puerta de Barad-Dur. Entra y ve que el ascensor está fuera de servicio (huelga de los de miconic). Así, sube a patita los 21651 escalones, hasta llegar a la cumbre de la torre, donde está Sauron. Se acerca a este, y le dice:
- ¿Qué tenías que decirme?
Y Sauron responde:
- Mira, tio, desde aquí se ve tu torre....



En el bello Lorien, estaba la compañía con la Dama Galadriel. Ésta, al ver a la compañía abatida por la caída de Gandalf, decide algo para animar a los viajeros:
- Oh! Enemigos del único. Como os veo mal por la caída de gandalf, os digó que hoy almorzaremos en lo alto de Cerin Amroth. Por eso, os digo que cada uno portéis una roca, y la subáis hasta la cima.
Así, cada miembro de la compañía coge una roca, más o menos grande, según corresponda a su tamaño. Pero Boromir, hastiado de Lorien, coge un pequeña chinita. Todos suben hasta la cima, donde Galadriel vuelve a hablarles.
- Pues bien, como véis, no traemos ninguna comida. Pero como soy uno de los Noldor más imprtante, convertiré vuestras rocas en comida. A un golpe de mano, todas las rocas se convierten en comida, en proporción al peso de la misma. Por ello, el pobre Boromir, casi se queda sin comida, porque la piedra que llevaba era muy pequeña.
Al día siguiente, como el ánimo alicaido de la compañía persiste, Galadriel decide llevarlos de nuevo a Cerin Amroth. Cada uno porta un roca, similar a la del día anterior, excepto Boromir, que transporta una roca 10 veces más grande que él. Al llegar a la cima, todos sueltan las rocas, Boromir el primero, porque está molido. Entonces de nuevo habla Galadriel:
- Bueno, hoy sentaros en las rocas que traigo tortilla de patatas...



Se abre el telon y aparece Sauron con una recua de burros canturreando:
"...Tres para los Reyes Elfos bajo el cielo,
siete para los Señores Enanos en palacios de piedra,
nueve para los Hombres Mortales condenados a morir,
y uno para el Señor Oscuro, sobre el trono oscuro
en la Tierra de Mordor donde se extienden las Sombras..."
¿Como se llama la pelicula?


"El Señor de los Asnillos"



En el año 2.893 de la tercera edad, quedó vacante un puesto de Nazgul. Tras una dura selección, quedaron dos hombres y una mujer como únicos candidatos, se les llamó para la última prueba y Sauron hizo pasar al primer hombre:

- Necesito estar seguro que usted seguirá mis instrucciones sin vacilar, no importa bajo qué circunstancias. Para ello le entrego ésta daga, en aquella habitación cerrada se encuentra su mujer sentada en una silla, quiero que entre y la corte el cuello.
- ¡No puede hablar en serio! –dijo el hombre- yo nunca podría matar a mi propia esposa.
- Bien, evidentemente usted no es la persona que necesitamos –dijo Sauron- la daga era de plástico, pero teníamos que saber si estaba dispuesto a hacerlo.

Entra el segundo hombre y le proponen la misma prueba, entra en la habitación y al rato sale: - No puedo hacerlo, por Melkor, es la madre de mis cinco hijos, no puedo dejarlos huérfanos.
- Bien –dijo Sauron- usted no tiene lo que hace falta para éste trabajo, márchese.

Por fin llega el turno de la mujer con su marido sentado en la silla, se le explica la prueba y entra en la habitación. Se oyen gritos desgarradores, golpes en las paredes, así continúa por varios minutos y finalmente todo queda en silencio. La puerta se abre lentamente, sale la mujer limpiándose el sudor de la frente y dice:
- ¡No me dijeron que la daga era de plástico! Así que tuve que matarlo a golpes con la silla.



En una de sus múltiples correrías como Trancos, Aragorn recibe un telegrama de Arwen:
- "Loro muerto".
Al volver a Rivendel le dice:
- Pero mujer, ¡casi me da un infarto! Con el cariño que le tenía yo al loro, ¿por qué eres tan brusca dando las malas noticias?. Me tenías que haber mandado un telegrama que dijera:
"El loro se salió de la jaula"
- Al cabo de tres días me mandas otro que diga:
"El loro se ha perdido"
- Y a los tres días me mandas el último que diga:
"Loro muerto"
- ... y así me vas preparando para que no sea tan de golpe, ¿entiendes?

Al cabo de dos meses se vuelve a ir de viaje, y cuando está en Bree recibe un telegrama que dice...
- "Tu madre se salió de la jaula"



Aragorn llega a casa a las 5 de la madrugada y Arwen le estaba esperando en la cama:
- Hola Arwen...
- Qué pasa, ¡Supermán! ¿Qué horas son éstas de llegar!?
- Arwen, es que he estado con Faramir limpiando de orcos el lado este del Anduin y se me ha hecho tarde...
- Ya, con Faramir, ¡Supermán! ¿No pretenderás que me crea eso!?
- Sí, mujer... es que había muchos y se nos hizo tarde. Oye... ¿por qué me llamas "Supermán"?
- ¡Cabrón! porque te has puesto los calzoncillos encima del pantalón.



Se encuentran Saruman, el Rey Brujo y Sauron celebrando un concilio, comentando lo valientes que son sus ejércitos, Saruman llama a un Uruk hai y le dice:

- Quiero que salgas y me traigas la cabeza de tres Rohirrim.
Sin dudarlo, el Uruk hai se va y regresa con las pruebas.
- ¿Son esto cojones o qué? –dice Saruman

El resto no se impresionan, el Rey Brujo llama a un Nazgul y le dice:
- Quiero que salgas y me traigas la cabeza de cinco elfos
Sin dudarlo, el Nazgul se va y regresa con las cabezas.
- ¿Son esto cojones o qué? –dice el Rey Brujo

Impasible, Sauron llama a un orco y le dice:
- Quiero que salgas y me traigas las cabezas de Elrond, Gandalf y Galadriel junto con sus anillos.
A lo que el orco contesta - ¿pero qué dice?, está loco, mande a su p… madre.
Todo orgulloso, Sauron se vuelve hacia sus compañeros y dice:
- ¿Son esto cojones o qué?



Se abre el telón, se ve a Gandalf, Grima y Saruman. Se cierra el telón: ¿cómo se llama la película?
El bueno, el feo y el malo.



¿Qué hace Gwaihir, el Señor de los Vientos, encima de una rama?

Respuesta (imagináos un vozarrón tremendo y muy grave) : ¡¡¡PÍIIIOOOO, PÍIIIOOOO, PÍIIIOOOO!!!