Alex Ubago : ¿Qué Pides Tú?

 


01.- ¿Que pides tu?
02.- A gritos de esperanza
03.- ¿Sabes?
04.- No te rindas
05.- Hay que ver
06.- Sin miedo a nada
07.- Ahora que no estás
08.- Por esta ciudad
09.- Vuelves a pensar
10.- Dime si no es amor


01.- ¿Que pides tu?

Puede, que algún día por estas fechas,
no recuerdes ya la letra,
de aquel tema que escribí por ti.
Puede, que la vida sea tan breve,
porque el tiempo no se acuerde,
de evitar lo que nos toca vivir.

Vuelve, vuelve tarde pero vuelve,
que hoy quiero verte.
Y vuela, vuela alto mientras puedas,
que la vida es una rueda, que nunca frena.

Vives esperando un corazón extraño,
que venga aquí
y saque de tu cuerpo
y tu alma lo mejor de ti,
y hoy siento que la vida,
me muestra contigo, su lado azul,
y es todo lo que pido por ser feliz.
¿Que pides tu? ¿Que pides tu?

Puede, que se muera en un instante,
por el miedo a equivocarme,
todo aquello por lo que un día soñé.
Puede que me lance hacia el vació,
como un día hice contigo,
sin pensar lo que vendría después.

Vuelve, vuelve tarde pero vuelve,
que hoy quiero verte.
Y vuela, vuela alto mientras puedas,
que la vida es una rueda, que nunca frena.

Vives esperando un corazón extraño,
que venga aquí
y saque de tu cuerpo
y tu alma lo mejor de ti,
y hoy siento que la vida,
me muestra contigo, su lado azul,
y es todo lo que pido por ser feliz.
¿Que pides tu?

que Vives esperando un corazón extraño,
que venga aquí
y saque de tu cuerpo
y tu alma lo mejor de ti,
y hoy siento que la vida,
me muestra contigo, su lado azul,
y es todo lo que pido por ser feliz.
¿Que pides tu? ¿Que pides tu?


02.- A gritos de esperanza

A pesar, que la luna no brille, mañana,
dará igual, solo verte reír
es lo que me hace feliz, mi alma.
Y es verdad que una mirada distinta
o algún gesto más frío, se clava,
en mi pecho daga del desconcierto pero amor,
ahí está la magia.

Porque te veo niña y ya te hecho de menos,
no imagino mis heridas si algún día te vas lejos,
por esto, mi vida.

Si preguntan por mi, no les digas donde fui,
que tu alma sea fuerte cuando mires hacia el frente,
no recuerdes todo lo que no te di.

Es que quedan tantas cosas por contarte y que me cuentes
tantos ratos y pasiones por vivir, a tu lado, oh mi vida.

Y ojalá, que nuestros ojos si brillen, mañana,
que tu voz siga pidiéndome a gritos amor,
a gritos de esperanza.

Ahora que te tengo no pienso perder el tiempo,
ni perderme por mi absurdo ego ni un solo momento,
se esfuma, el miedo.

Y si preguntan por mi, no les digas donde fui,
que tu alma sea fuerte cuando mires hacia el frente,
no recuerdes todo lo que no te di.

Que tu luz brille por siempre porque tu te lo mereces
y perdona si algún día pretendí,
que no fueras, oh tu misma.

Y si preguntan por ti, solo diré que te vi,
en mis sueños una noche
y solo sueño desde entonces,
para verte cada día junto a ti.

Es que quedan tantas cosas por contarte y que me cuentes
tantos ratos y pasiones por vivir, a tu lado, oh mi vida.
A tu lado.


03.- ¿Sabes?

Sabes, vida mía,
que cuando cae el sol y se apaga el día
la luna brilla pura y limpia,
pues tu la iluminas con tu amor,
con tu belleza y con tu olor,
con tu cariño, tu alegría y con tu voz.

Pero si tu no estás, si tu te vas,
la luna mengua y desaparece,
y las estrellas la encontraran.
Y descubrirán que mis lágrimas
mecen en algún lugar
sin más amparo que, mi propia soledad.

Y ahora morirme no sería más desgracia,
que perderte para siempre,
ay mi vida no te vallas.
Porque yo se que esto es amor del verdadero,
y sin dudarlo ni un momento,
te confieso que te quiero,
sin dudarlo ni un momento.

Llora mi guitarra cuando tu no estás
se me parte el alma,
me haces jugar malas pasadas.
Levantas mi ánimo cuando me hace falta,
sabes hacerme reír a carcajadas.

Puede que mañana
veas en mi rostro la luz del alba,
o puede que ya no sientas nada.
Pero te aseguro que si hay algo de lo que no dudo,
es que mi amor no encuentra fronteras en este mundo.

Y ahora morirme no sería más desgracia,
que perderte para siempre,
ay mi vida no te vallas.
Porque yo se que esto es amor del verdadero,
y sin dudarlo ni un momento,
te confieso que te quiero,
no no no no no no.

Y ahora morirme no sería más desgracia,
que perderte para siempre,
ay mi vida no te vallas,
Porque yo se que esto es amor del verdadero,
y sin dudarlo ni un momento,
te confieso que te quiero.


04.- No te rindas

Agosto va pasando,
sediento, tranquilo,
y en su mente algo le dice:
los días que has vivido,
quedaron de lado para ver como decides.

No te pares a buscar caminos que no tienen final,
escucha siempre a tu corazón, y él te guiará.

Y que más le da, si quiere volar
pero cortan sus alas al despegar,
no te caigas no desistas
vuela alto no te rindas.
Y que más le da, si quiere soñar
pero cierran sus ojos al despertar,
no permitas que tu vida
pierda el fuego que tenía.

Ahora que se ha ido,
se siente perdido,
no es sencillo echar de menos.
Su vida ha dado un giro,
ya nada es lo mismo,
pero nadie dijo miedo.

Y no te sientas solo en ese infierno que viste de ciudad
aquí te estaremos esperando, no mires hacia atrás.

Y que más le da, si quiere volar
pero cortan sus alas al despegar,
no te caigas no desistas
vuela alto no te rindas.
Y que más le da, si quiere soñar
pero cierran sus ojos al despertar,
no permitas que tu vida
pierda el fuego que tenía.

Y no te pares a buscar caminos que no tienen final,
aquí te estaremos esperando, no mires hacia atrás.

Y que más le da, si quiere volar
pero cortan sus alas al despegar,
no te caigas no desistas
vuela alto no te rindas.
Y que más le da, si quiere soñar
pero cierran sus ojos al despertar,
no permitas que tu vida
pierda el fuego que tenía.


05.- Hay que ver

A veces pasa, que tu mirada,
traduce más de mil palabras a la vez,
palabras que recuerdan momentos
que ya viviste ayer,
que le vas a hacer
si así es el amor conmigo amiga.

A veces pienso, y me planteo,
si realmente te merezco,
y si la vida me dará algún día
lo que me diste tu,
que le voy a hacer
así es el amor contigo niña.

Hay que ver como es la vida con tu amor,
que llena de ilusión,
y de esperanza cada día.
Y te agradezco hacerme ver lo que es querer,
dejarme ser quien quiero ser,
y darle sentido a esta vida.

Si lloras lloro, si ríes río,
a donde vayas yo te sigo,
si necesitas de mi ayuda
sin dudar te la daré,
todo cuanto soy,
he sido y seré yo te lo doy.

Hay que ver como es la vida con tu amor,
que llena de ilusión,
y de esperanza cada día.
Y te agradezco hacerme ver lo que es querer,
dejarme ser quien quiero ser,
y darle sentido a esta vida.


06.- Sin miedo a nada

Me muero por suplicarte, que no te vallas mi vida,
me muero por escucharte, decir las cosas que nunca digas,
mas me callo y te marchas, mantengo la esperanza
de ser capaz algún día, de no esconder la heridas que me duelen al pensar
que te voy queriendo cada día un poco mas…
cuanto tiempo vamos a esperar?

Me muero por abrazarte, y que me abraces tan fuerte,
me muero por divertirte, y que me beses cuando despierte,
acomodado en tu pecho, hasta que el sol aparezca,
me voy perdiendo en tu aroma, me voy perdiendo en tus labios que se acercan
susurrando palabras que llegan a este pobre corazón…
voy sintiendo el fuego en mi interior.

Me muero por abrazarte, y que me abraces tan fuerte,
me muero por divertirte, y que me beses cuando despierte,
acomodado en tu pecho, hasta que el sol aparezca,
me voy perdiendo en tu aroma, me voy perdiendo en tus labios que se acercan
susurrando palabras que llegan a este pobre corazón…
voy sintiendo el fuego en mi interior. (A dúo)

Me muero por explicarte, lo que pasa por mi mente,
me muero por intrigarte, y seguir siendo capaz de sorprenderte,
sentir cada día ese flechazo al verte.
¿Que mas dará lo que digan? ¿Qué mas dará lo que piensen?
Si estoy loca es cosa mía. Y ahora vuelvo a mirar,
el mundo a mi favor, vuelvo a ver brillar la luz del sol. (Amaia Montero)

Me muero por conocerte, saber que es lo que piensas, abrir todas tus 
puertas,
y vencer esas tormentas que nos quieran abatir.
Centrar en tus ojos mi mirada, cantar contigo al alba,
besarnos hasta desgastarnos nuestros labios.
Y ver en tu rostro cada día, crecer esa semilla, crear, soñar,
dejar todo surgir, aparcando el miedo a sufrir. (A dúo)


07.- Ahora que no estas

Ahora que no estás, los árboles del parque,
juraron no crecer, hasta que vuelvas.
Porque ahora que no estás, no pueden escaparse,
a esos lugares, donde sueñan.

Pero al llegar la noche, todo cambia,
escucho esas voces, son amenazas,
que pasa ahora, no entiendo nada,
he visto sombras, que me alcanzaban.

Ahora que no estás, que no te puedo ver,
las luces del puerto, se han apagado,
ya no hay canciones, tampoco hay versos,
no me preguntes, qué está pasando.

Ahora que no estás, que no te puedo ver,
la isla y los montes, se han juntado,
ya no hay mareas, tan solo espero,
no me preguntes, que está pasando,
ahora que no estás.

Ahora que no estás, ya no existe el silencio,
y oscuros desiertos, son las calles,
y ahora que no estas, no pueden escucharte,
quizás a lo lejos, casi puedo tocarte.

Pero al llegar la noche, todo cambia,
escucho esas voces, son amenazas,
que pasa ahora, no entiendo nada,
he visto sombras, que me alcanzaban.

Ahora que no estás, que no te puedo ver,
las luces del puerto, se han apagado,
ya no hay canciones, tampoco hay versos,
no me preguntes, qué está pasando.

Ahora que no estás, que no te puedo ver,
la isla y los montes, se han juntado,
ya no hay mareas, tan solo espero,
no me preguntes, que está pasando,
ahora que no estás.


08.- Por esta ciudad

Jamás pensé querer,
a esas personas que aunque están ahí
nunca llaman y preguntan si estás bien,
personas que al final,
no cuentan cuentos si no son verdad,
ni prometen lo que no van a cumplir.

Pero es igual, no busco más,
pues hacen que la vida no sea vulgar
y comparten sus tristezas y alegrías.
No tiene precio su amistad,
la observo divagando por esta ciudad
y me acuesto refrescado por su brisa.

Jamás pensé tener,
necesidad por ninguna mujer, y ahora mira,
no puedo vivir sin ella.
No encuentro una razón,
una sencilla explicación,
a que quepa tanto amor en su belleza.

Pero es igual, no busco más,
pues hacen que la vida no sea vulgar
y comparten sus tristezas y alegrías.
No tiene precio su amistad,
la observo divagando por esta ciudad
y me acuesto refrescado por su brisa.

Quizá pudieron ser,
polos opuestos en un mismo imán
y sin embargo están unidos, en el alma.
Ansiosos por querer,
plantar un beso recogiendo fe,
y ganando con amor cada batalla.

Pero es igual, no busco más,
pues hacen que la vida no sea vulgar
y comparten sus tristezas y alegrías.
No tiene precio su amistad,
la observo divagando por esta ciudad
y me acuesto refrescado por su brisa.

Veo el sol al despertar,
pues hacen que la vida no sea vulgar
y comparten sus tristezas y alegrías.
No tiene precio su amistad,
la observo divagando por esta ciudad
y me acuesto refrescado por su brisa.


09.- Vuelves a pensar

Llega al tiempo una de esas caricias,
que demuestran que uno no está solo,
tranquilizan el espíritu y animan,
ven recuéstate y olvídate de todo,
pero hace frío, tienes miedo,
vuelves al pasado, por un momento,
hoy la lluvia moja un poco más que ayer,
y el sol lo tienes que aprender a ver.

Y hoy vuelves a pensar
cosas que ayer te daban igual,
te has dado cuenta que la vida,
ya no resulta tan agradecida
y hoy que puedes mirar,
esa nube oscureciendo el día.

Y hoy vuelves a pensar
cosas que ayer, ayer te daban igual,
te has dado cuenta que la vida,
ya no resulta tan agradecida
hoy ya puedes mirar,
esa nube oscureciendo el día,
esa nube oscureciendo el día.

Tu experiencia te ha ido enseñando,
a desconfiar del todo el mundo,
hoy mi vida yo te extiendo mi mano,
cógela no dudes y escapemos juntos.
Vuela alto, grita fuerte,
hazte grande, corre y salta,
vive desafiando a la suerte,
que la vida dura poco
y hay que aprovecharla.

Y hoy vuelves a pensar
cosas que ayer te daban igual,
te has dado cuenta que la vida,
ya no resulta tan agradecida
y hoy que puedes mirar,
esa nube oscureciendo el día.

Y hoy vuelves a pensar
cosas que ayer, ayer te daban igual,
te has dado cuenta que la vida,
ya no resulta tan agradecida
hoy ya puedes mirar,
esa nube oscureciendo el día,
esa nube oscureciendo el día.


10.- Dime si no es amor

Dime si no es amor, mirar a los ojos,
y ver que tu pecho explota por dentro
sentir cada beso apreciar solo un gesto,
dime si no es amor, correr más que el tiempo,
pues ya que las horas se pasan volando
y nada es lo mismo si estás a su lado.
Dime si no es amor, vestir cada día,
de sorpresas que guardan en baúles
los secretos que nos unen,
y dime si no es amor, mirar dulcemente al sol,
dando gracias a Dios por ser tan grande
la ilusión de cada día y dejar de ser cobardes
cuando sangren las heridas.

¿Dime que ves aquí? ¿Dime si no es amor?
¿Dime que piensas? ¿Que siente tu corazón?
Que no muera jamás, esta dulce pasión
que llena nuestras vidas.

Dime si no es amor, pedir un deseo,
y ver que se culpe, que ya no hay desiertos,
que todo son mares que guardan misterios.
Y dime si no es amor, poder escuchar su voz,
levantando tus brazos hacia el cielo,
pera ver llegar el día, y saber vencer al miedo,
cuando sangren las heridas.

¿Dime que ves aquí? ¿Dime si no es amor?
¿Dime que piensas? ¿Que siente tu corazón?
Que no muera jamás, esta dulce pasión
que crece sin medida.

¿Dime que ves aquí? ¿Dime si ves amor?
¿Dime que piensas? ¿Que siente tu corazón?
Que no muera jamás, esta dulce pasión
que llena nuestras vidas.