CUENTO : LOS TRES ANCIANOS


Una mujer salió de su casa y vio a tres ancianos de larga y blanca
barba, sentados al frente de su casa y les dijo:
-No creo conocerlos, pero deben tener hambre. Por favor pasen y
acepten alguna cosa para comer.
-¿Se encuentra el hombre de la casa dentro?, preguntaron.
-No, dijo ella, él salió.
-Entonces no podemos pasar, contestaron.

Por la tarde, al llegar su esposo a casa, le dijo lo que había pasado.
-Ve a decirles que estoy en casa e invítalos a pasar.
La mujer salió e invito a los hombres a que pasaran.
-No pasamos a una casa juntos, respondieron
-¿Por qué es así? Quiso saber ella.
Uno de los ancianos le explicó:
-Su nombre es "Riqueza", apuntando a uno de sus amigos y apuntando al
otro dijo, él es "Éxito", y yo soy "Amor". Después agregó: Ahora ve y
discute con tu esposo a cual de nosotros deseas en tu casa.

La mujer entró y le dijo a su esposo lo que le habían dicho.
Su esposo se regocijó: !Que bueno! Dijo: Dado que este es el caso,
invitemos a "Riqueza". Dejemos que venga y llene nuestra casa de cosas!
La esposa discrepó: ¿Por qué no invitamos a "Éxito"?
La hija estaba escuchando desde el lado opuesto de la casa; saltó con
su propia sugerencia: ¿No sería mejor invitar a "Amor"? ¡Nuestra casa
estaría entonces llena de amor!"
-Hagamos caso del consejo de nuestra hija, dijo el esposo a su esposa.
-Sal e invita a "Amor" a ser nuestro huésped.

La mujer salió y les pregunto a los tres ancianos:
-¿Cuál de ustedes era "Amor"? Por favor pase y sea nuestro huésped
"Amor", se puso de pie y empezó a caminar hacia la casa. Los otros dos
también se pusieron de pie y lo siguieron. Sorprendida la señora, les
preguntó a "Riqueza" y a "Éxito": Solamente le invité a él. ¿Por qué
están pasando ustedes?
Los ancianos le respondieron: Si usted hubiera invitado a "Riqueza" o
a "Éxito", nosotros nos hubiéramos, quedando fuera, pero como usted
invitó a "Amor", donde quiera que él va, nosotros lo acompañamos...


¡¡¡Dónde quiera que haya amor, también hay riqueza y éxito!!!