DEJAME ENTRAR


... DÉJAME ENTRAR.
Si has estado sola en un rincón;
y has pensado que el amor;
ya no volverá a tu corazón;
si te inunda el temor;
y la tristeza atormenta tu paz.

Si lo vanal te produce el sinsabor;
y se refleja en tu hermosa faz;
por favor... déjame entrar;
a tu vida y a tu alma, te lo pido... déjame entrar.

Para tornar a ti la calma;
tu pasión escondida poder desenterrar;
y de tu ser mas profundo poder liberar;
todo el amor que late por tus venas;
desapareciendo al fin tus lágrimas;
y destruir para siempre tus penas.

Y traer a tu vida un nuevo amanecer;
cuando entierre tu soledad;

en lo profundo de los mares;
en donde no la recuerdes jamás.

Y de nuevo hacerte renacer;
a los bellos días de tu mocedad;
tornando a la vida tus ilusiones;
y tus deseos de vivir mas... y mas.

Y verás como tu corazón grita;
ardiente y pleno de felicidad;
cuando logre que se derrita;
y sea uno con el mío en perfecta unión;
derribando para siempre los límites,
de tu mas recóndita ilusión;
por que soy ... y por siempre seré;
el ángel que sana tu corazón;
y te da a beber de mi copa celestial;
y de mi alma ... el néctar del amor y la pasión.