RECORDARTE


Si pudieras leer en mis pensamientos,
como un libro abierto,
lo único que hallarías serían tus recuerdos.
No consigo olvidarte,
te clavas en mi pensamiento,
como una espina en la carne que
sólo da sufrimiento.

Cada vez que nos vemos haces como si
nada hubiera pasado y sólo
con ignorarme lo das todo por acabado.
Pero ahora todo va cambiar,
voy a intentar olvidarte y aunque sé
que me costará, no volveré a recordarte.
Luego seré yo la que te ignore cada vez
que nos veamos y quizá así
comprendas lo que es ser ignorado por la
persona que has amado.